sábado, 10 de diciembre de 2016

CONSEJOS PARA LOGRAR UN EMBARAZO

Cuando el llamado de la maternidad toca tu puerta, a partir de ese momento sólo piensas en quedarte embarazada. Te encanta ver a bebés por la calle y cuando tienes en brazos niños ajenos anhelas el momento de abrazar a tu propio bebé.

El caso es que así como hay quienes quedan embarazadas a la primera, habemos otras que no nos resulta tan fácil quedar embarazadas así de rápido. (Yo fuí una de ellas, >>>>aquí te cuento más>>>>> )

No está de más que leas estos Consejos para Lograr un Embarazo, tenlos presente si estás pensando en convertirte en mamá por primera vez o en agrandar tu familia.

Muy Importante que reconozcas tu Período Fértil:

Es imprescindible antes que nada que sepas reconocer cuáles son tus días fértiles, es decir aquellos días del mes en los que puedes concebir un bebé..

El ciclo de nosotras las mujeres suele abarcar de 28 a 30 días, los días centrales son, el día 14 ó 15 importante contarlos desde el primer día de tu menstruación. Son los días en los que se produce la ovulación, cuando el ovario suelta un óvulo maduro que desciende por las Trompas de Falopio. Estos días, así como un par de días previos y un par de días posteriores son propicios para quedar embarazada.

Si mantienes relaciones los días antes de la ovulación, los espermatozoides pueden vivir en el interior de tu cuerpo entre 48 y 72 horas, por tanto ellos pueden esperar al óvulo para fecundarlo. Por su parte, la ovulación, el momento real, cúspide dura dos o tres días, por tanto la fecundación puede producirse en esos días.

No todas las mujeres tienen ciclos regulares, por lo que se les hace complicado identificar los días de máxima fertilidad. También hay signos físicos que te ayudan a reconocerlos, como por ejemplo la temperatura basal, o sea la temperatura corporal al despertarte, y el aspecto del flujo vaginal cuya textura varía dependiendo de la fase del ciclo menstrual.

Relaciones sexuales:

Otra preocupación es cuántas veces hacer el amor para conseguir el embarazo. Existen 2 creencias, en una se dice que es mejor "aguantar" varios días para lograr una mejor concentración de esperma, y tener relaciones un día sí, un día no, durante los días fértiles.
La otra creencia es que se aconseja hacer el amor todos los días ya que las eyaculaciones frecuentes aumentan la calidad y la fertilidad del semen al reducirse los daños y mutaciones en su ADN.
Sin embargo y en mí opinión personal, hazlo sin planearlo, de forma espontánea sin preocuparte si ayer lo hiciste o si mañana no lo harás porque tal vez tu pareja tendrá que salir esos días... prueba un ciclo en donde puedas tener relaciones así, en un promedio de 3 o 4 durante los días más fértiles, pero salteados los días, uno sí, uno no, o uno sí y dos no, no sé si me explico, nada está escrito en esto, o si un ciclo tienes relaciones dos días sí y uno no y luego de nuevo dos días continuos durante todo el periodo de los días fértiles está perfecto también. 

No te preocupes tanto por ese detalle, simplemente vive el momento sin estrés disfrútalo, te lo aconsejo realmente porque entre más piensas menos se da y aparte es importante que ese momento lo vivas siendo tu misma y con goce pleno y total, déjate llevar sin pensar en nada, ah pero claro, eso sí tratando de tener relaciones en los días que tú sepas y creas que estás más fértil, cuando haya ovulación, porque por más relaciones que tengas si no hay ovulación no habrá embarazo.

Como te decía antes, hay quienes se quedan embarazadas a la primera, pero no es lo habitual. Aunque no lo creas, también se han realizado estudios sobre el tema que aseguran que hay que hacer el amor una media de 104 veces para concebir un bebé.

Como te comentaba no hace falta que sea estrictamente a diario, dentro de lo posible, claro está. La OMS recomienda que para elevar las posibilidades de tener un hijo, el tiempo óptimo de abstinencia es entre 2 y 7 días.

Las Posiciones Sexuales más Efectivas

Se aconseja que a la hora de las posturas sexuales debes elegir aquellas que favorecen la concepción del bebé. Estas son las que permiten que el esperma quede lo más cerca posible del cuello del útero y en las que la gravedad juega a favor, como la del misionero (el hombre encima de la mujer), la posición de la plegaria (el hombre detrás o encima de la mujer) y recostados de lado con el hombre detrás de la mujer.

También hay quienes aseguran que quedarse acostada con las piernas (en la misma posición en la que te pones cuando vas con el ginecologo y te hace un papanicolau) en esa posición y con un cojín en la cadera después de la relación facilita que los espermatozoides comiencen su viaje a través del útero, mucha gente me decía que no perdía nada en probar y lo hice. 

Cuando a pesar de todo el embarazo no llega

Aún cuando a pesar de todos estos consejos el embarazo no llega, es normal que te empieces a sentir desesperada y créeme que te comprendo, incluso habemos mujeres que ya teniendo un hijo, el segundo (o el tercero) tarda mucho en llegar. (>>ese fue mi caso>>) 

Pero necesito decirte algo, no hay que obsesionarse en la búsqueda del embarazo, pues puede acabar por jugarnos en contra, yo misma lo viví y esto no te lo aconsejo. Hay que tener en cuenta también que dentro de todo y muy independiente de lo que te hayan diagnosticado, factores como el estrés, el cansancio y la ansiedad pueden alterar nuestros períodos y dificultar el embarazo.

Cuando se han mantenido relaciones sexuales con frecuencia durante más de un año y no se ha logrado el embarazo, es momento de consultar al especialista para encontrar la causa de la infertilidad, si la hubiera.